Uber es empresa que maneja una aplicación digital que funciona en tiempo real, facilitando a los usuarios de la app transporte para llegar más rápido y seguros a sus destinos. Sin embargo, el pasado 13 de diciembre actualizó sus términos y condiciones para Latinoamérica, causando molestia entre sus usuarios.

Pero ¿cual fue la causa de la molestia? En primer término, la empresa actualizó su sección de pagos, pidiendo en caso de usar efectivo para pagar los viajes, la vinculación con su cuenta de facebook.

También, se publicó una tarifa de cargos extra para México, esto en el caso de objetos perdidos en el vehículo. Tras reportar el objeto y ser entregado exitosamente por el conductor, el usuario tendrá que pagar una tarifa que va de los 50 a los 80 pesos.

Además cambió su domicilio fiscal, la cual queda en los Países Bajos, con domicilio en Mr. Treublaan No. 7, 1097 DP, Ámsterdam.

Por otro lado, no hubo cambios en los demás apartados de términos y condiciones, pero ahora, viene el origen del problema: la empresa no se hace responsable de la calidad del servicio y los usuarios no pueden presentar demandas si se sufre algún daño en contra de su persona en un viaje.

Las reacciones por los usuarios no se hicieron esperar, ya que la mayor parte de sus usuarios se mostraron en contra de las nuevas políticas debido a la ola de violencia presente en México en los últimos años. Además de los asesinatos y violaciones cometidos en contra de mujeres en unidades de estas compañía de transporte.

Con información de El Sol de Puebla.