El Paseo de San Francisco abarca desde los antiguos muros del convento, por lo que fue antiguamente la orilla del río. Este lugar es uno de los espacios verdes más agradables del estado. Desde esta plaza se pueden admirar increíbles vistas del Centro de Puebla y hermosos jardines.

También podrás detenerte en alguna tienda para comprar hermosas artesanías, café o restaurante establecidos en locales de lo que antes eran viejas casonas coloniales; también cuenta con algunos hoteles de categoría especial de inmejorable ubicación para expositores y compradores que asistan a alguna convención.

Ubicación: