Fundada en el siglo XII por grupos indígenas Náhuatl y Chichimecas que rendían tributo a los Mexicas. El nombre Tecali tiene un origen náhuatl, deriva de los vocablos tétl calli que significan piedra y casa, es decir que se traduce como “Casa de Piedras”.

 

La foto más famosa de Tecali de Herrera es la de su Ex-convento Franciscano en ruinas. Desafiando las inclemencias del tiempo se alza la bellísima estructura de su templo renacentista, con sus arcos perfectos y sus columnas.

Frente al ex-convento, una curiosidad: un antiguo corral de comedias aún en uso. Pero Tecali es sobre todo conocido por la calidad de sus trabajos en ónix.

De hecho, el Altar de los Reyes de la Catedral de Puebla y el púlpito de la Iglesia de la Soledad de Puebla fueron tallados con alabastro de Tecali. Hoy numerosos talleres y tiendas atraen al comprador, que encuentra muebles, lámparas y objetos decorativos de mágica cualidad translúcida. Tecali dista 36 km de Puebla.