Algo que maravilla a los comensales de El Mirador es la imponente vista de la Barranca de los Jilgueros. En este restaurante, la belleza natural se fusiona con la originalidad y sencillez de los platillos. Entre los que se encuentran el queso asado, sopa de setas, los tlacoyos rellenos de arbejón y el tradicional pan de queso. Cabe mencionar que este lugar es de los más tradicionales de Zacatlán desde 1963, cuando inició como una pequeña cabaña de servicio de alimentos.

 

Avenida Luis Cabrera 1, Zacatlán