Hace muchos años un grupo pequeño de artesanos que provenían de los talleres de talavera de la Reina , Sevilla y Génova, se establecieron en Puebla y se comenzó la producción de talavera, lo cual dio origen a una fusión de técnicas y procedimientos que dio origen a la tradicional talavera poblana.