Se considera que la Revolución Mexicana dio inicio en Puebla porque el 18 de noviembre, dos días antes de lo programado a nivel nacional, Miguel Cabrera, jefe de la Policía de Puebla, realizó un cateo a la casa de los hermanos Serdán y ante el impedimento de estos, que se sintieron descubiertos, dio inicio la refriega.

En la Planta Baja del inmueble se distribuyen las recreaciones de los espacios habitacionales de la casa tales como la zapatería, el despacho, el comedor, la sala y el área de recámaras.

La Planta Alta del edificio se compone de una serie de salas que, mediante objetos, documentos e imágenes, describen diversos aspectos del porfiriato, así como temas históricos como la Revolución Tuxtepecana, la entrevista Díaz-Creelman, las elecciones de 1910, el movimiento antirreeleccionista y los inicios de la conspiración, Francisco I. Madero y la sucesión presidencial.