Con solo 8 kilómetros de recorrido el Tren Turístico Puebla – Cholula se posiciona como el de menos tramo permitido por el gobierno federal, de acuerdo con la edición 2017 del Anuario Estadístico Ferroviario.

El informe generado por la Agencia Regulatoria del Transporte Ferroviario señala que el Sistema Ferroviario Mexicano (SFM) suma 13 concesiones que incluyen la de Puebla.

En el caso del Ferrocarril Suburbano S.A. P.I. de C.V. que transporta pasajeros en el Estado de México no se especifican distancias pero la información del servicio señala que recorre 27 kilómetros y 7 estaciones.

De acuerdo con estos datos, el tercero más corto sería el tramo de Tijuana – Tecate con 77 kilómetros y de ahí sigue el Istmo de Tehuantepec con 222.

Aunque de carácter industrial, están los casos de concesiones mucho más grandes como la ruta del Pacífico que considera 6 mil 858 kilómetros.

Por otro lado las únicas estadísticas de pasaje que se presentan son las del servicio del Estado de México y estás permiten comparar la afluencia al  tren turístico.

Según los datos federales, durante 2017, 56 millones 411 mil 727 personas usaron ese ferrocarril y tuvo un uso promedio anual de 1.4 millones por kilómetro que recorre el servicio.

En contraste, durante su informe de gobierno el gobernador Antonio Gali Fayad informó que en su primer año el tren turístico tuvo un promedio diario de 280 usuarios, lo que supone más de 102 mil usuarios al año y un uso promedio anual de  12 mil 775  usuarios por kilómetro concesionado.

El tren turístico emprendido en la recta final del sexenio de Rafael Moreno Valle primero fue polémico por su alto costo y recientemente por el desvío de decenas de rutas de transporte público para garantizar su seguridad.