Cascada de San Pedro

La cascada de San Pedro tiene una caída de 20 metros aproximadamente, a un costado de esta se localizan las ruinas de lo que sería en el siglo XVI el primer templo católico de Zacatlán. Cerca de este lugar se encuentran los primeros asentamientos prehispánicos de lo que sería el Señorío de Zacatlán.

Centro Histórico

El centro histórico engalana a la ciudad de Zacatlán debido a que contiene tesoros culturales, muestra de esto es el Reloj Floral joya arquitectónica colonial creada por el Ing. Roque Leonel Olvera Charolet. El reloj Floral cuenta con 2 carátulas cada una de 5m de diámetro, característica que lo hace ser el primero y hasta ahora el único reloj de su género en todo el mundo.

Palacio Municipal

Imagen Original de: www.zacatlandelasmanzanas.com.mx/imagenes/Palacio%20Municipal.png

Es una hermosa construcción arquitectónica típica, se realizó entre los años de 1876 y 1896, su fachada es de estilo neoclásico con los relieves de cantera gris. El proyecto de construcción fue del arquitecto Francés La Salle, la iniciativa fue de José María Guzmán, para su presentación ante las autoridades. Diseñado por el dibujante Manuel Medina.

Ex-Convento Franciscano

Su construcción se inicia en 1562 y se concluye en 1567, el templo es de planta basilical y ahora el más antiguo en el estado de Puebla. El convento sirvió a los franciscanos para difundir la cultura prehispánica; uno de los priores fue Fray Juan de Torquemada, que inicio aquí su obra “Monarquía indiana” que trata sobre la vida y costumbres de los indígenas.

Otro ilustre franciscano que visitó en varias ocasiones el convento fue Fray Toribio de Benavente. La restauración del ex-convento franciscano se realizó en un tiempo récord de siete meses a cargo de especialistas y con la participación de los gobiernos federal, estatal y municipal, así como del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Jaguares, venados, abejas, casas con techumbre de paja, personajes españoles e indígenas en actividades cotidianas, son parte de los hallazgos durante el proceso de restauración de murales en este ex-convento que es el único en América Latina que a más de 440 años de su fundación está aún en funciones. Según autoridades encargadas de los trabajos, la cantidad y originalidad de la pintura mural encontrada, indudablemente hacen del conjunto, objeto de admiración social y discusión académica.

Barranca de Los Jilgueros

Zacatlán de permite disfrutar la majestuosidad de la barranca y la cascada llamada “de las tres Marías”. Se localiza a 300 metros al sur del zócalo de la ciudad, sobre el paseo de la barranca. En este lugar se pueden explorar ruinas prehispánicas y al norte de la misma se puede hallar un monolito con un pie grabado de por lo menos un millón de años. El fondo es una maravilla, pues en él hay otro clima, el tropical donde se dan frutos de este ambiente.

Todo el lugar invita a vivir en medio de una naturaleza agreste, salvaje, silenciosa, pues es increíble que estando en la cima en medio de todo un mundo de bullicio, en el fondo se encuentre una calma que supera la tranquilidad más esperada.

Abajo es otro mundo, un bosque, o más bien una selva en ocasiones impenetrable por la borusca que parece inundarlo todo, tapando cada entrada, cada piedra, cada árbol. Cada pendiente que se salva llega hasta las márgenes del río Lajajalpan, que ya ha perdido su caudal original, su pureza, pero aun así, es posible quedar profundamente maravillado ante el espectáculo que se ofrece de paz y serenidad y que sólo es posible en esta parte de la agreste Barranca de los Jilgueros.