El pasado 3 de febrero, Rolando Camargo y María del Rocío Limón, padres de Paulina, quien se encontraba embarazada cuando fue, muy posiblemente, víctima de feminicidio en agosto del 2015, presentaron ante la Fiscalía General del Estado una denuncia por el delito de amenazas en contra de Gerardo García Pérez y José Luis Sosa Vázquez, abogado y padre de José María Sosa Álvarez, presunto asesino de Paulina.

La madre de la joven expuso hoy que, mediante mensajes por redes sociales, el padre y el abogado de José María los han amenazado para que dejen de buscar el cuerpo de Paulina y detengan también sus exigencias ante la FGE.

Lo anterior lo hizo de la siguiente manera: “La denuncia se basa en amenazas por medio del Facebook en donde el padre de José María y su abogado nos invitan a que dejemos de buscar a mi hija y que dejemos de hacer presencia en la Fiscalía, sino podemos morir”

La señora Limón agregó que, cuando realizaban marchas por calles del Centro Histórico exigiendo a la Fiscalía el esclarecimiento del crimen, en muchas ocasiones, intentaron arrollar a miembros de la manifestación.

Por otra parte, el señor Camargo dijo, respecto a José María que “no va a salir libre, porque es un asesino confeso, tenemos que tomar muy en cuenta cuando él es llamado por segunda vez a dar su declaración y él vuelve a decir de cómo asesina a mi hija y a mi nieto”

Cabe destacar que, desde agosto del 2015 hasta la fecha, la Fiscalía ha sido incapaz de encontrar el cuerpo de Paulina.

 
Con información de: La Jornada de Oriente