La zona arqueológica de la Mesa se encuentra en la junta auxiliar San Diego Chalma, ubicada a 10 km de Tehuacán y cuenta con 116 hectáreas. Es una zona arqueológica que está dedicada al dios del inframundo azteca «Mictlantecuhtli» y lo más sobresaliente de este lugar es que en su estructura escalonada se encontraron calaveras fijadas con estuco en los muros laterales, por lo que se le dio el nombre de “Templo de las Claveras”. Este adoratorio es el único que se ha encontrado dedicado a la deidad de la muerte en la región.

El delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), José Francisco Ortiz Pedraza inauguró este lugar a principios de este año con más de 80 piezas arqueológicas en exhibición son resultado de más de 20 años de investigación en el sitio, un proyecto liderado por la arqueóloga Noemí Castillo.

MICTLA2-e1475508764930

Diego Prieto, responsable del despacho del INAH, hizo hincapié en la importancia de esta región como espacio geográfico fundamental en la domesticación de diversas plantas, entre ellas el maíz, lo cual también representó el embrión para el desarrollo de grupos humanos. Es por ello que el INAH es uno de los organismos federales que impulsa la inscripción de la Reserva Tehuacán-Cuicatlán como Patrimonio Mixto, en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Esta zona arqueológica abarca el conjunto ceremonial, donde se encuentran el Templo Mayor, el Templo de las Calaveras y el área de palacios, en donde vivían los dignatarios popolocas. Además de que la arquitectura de esta ciudad se distingue por los conjuntos de edificaciones distribuidos en los desniveles de la meseta.

Agradable lugar donde están asentados las ruinas de la Ciudad de Ndachjian o como se conoce comúnmente Zona de Tehuacán Viejo. El museo de sitio cuenta información y material audiovisual e interactivo. Hay mucho sol por lo que hay que llevar agua, tenis, gorra, ponerse bloqueador y tener ganas de caminar. Puedes visitar este grandioso lugar de martes a domingo de 10:00 am a 5:00 pm.