Conocido también como la casa de ejercicios de San Felipe Neri, ubicado en la 11 poniente #110 y en pie desde 1793, con su decoración de ladrillo y yesería de mosaicos de azulejos de diferentes colores han convertido al patio de los azulejos en uno de los más bellos de la ciudad de Puebla.

12081178_537706869717946_669160245_n

La historia de este recinto arquitectónico inicia en 1793, gracias a que el padre Cayetano Medina consiguió el dinero y la licencia necesaria para construir este edificio que después formaría parte del claustro de la Venerable Concordia de San Felipe Neri, dicho lugar sería utilizado para realizar ejercicios espirituales. El inmueble contó con 36 habitaciones independientes y capilla, refectorio, confesionario, salas de esparcimiento y salas de conferencias.

En 1995, la Secretaría de Cultura de aquel entonces abrió una escuela-taller de talavera poblana que enseñaba a los alumnos las técnicas tradicionales para la elaboración de esta artesanía y se dotó de información histórica necesaria sobre esta técnica en España y en México.

Sus interesantes panales de los muros tienen una decoración que se basa en la combinación de piedra, ladrillo y la yesería de mosaicos de azulejos de color amarillo, blanco, azul y verde, que forman diferentes imágenes florales, que le dan al edificio una valoración iconográfica e histórica.

Este inmueble no solo es importante por su patio extraordinariamente bello, sino también guarda un gran valor histórico, fue donde el padre Joaquín Furlong usó la pequeña imprenta de la Congregación de Felipe Neri para imprimir el Plan de Iguala, documento que se reconoce la Independencia de México y que Agustín de Iturbide ordeno distribuir por todo el país. Además de que en este edificio se imprimió “La Abeja Poblana” el primer periódico de la entidad.

AAP-PatioAzulejos2-e1474904030395

Lugar que también esconde historias, pues se dice que cuando el antiguo convento funcionaba como vecindad, se escuchaba por los lugareños que un sacerdote se aparecía rezando todas las noches con su rosario en la mano y hay más de una persona que afirma haberlo visto.