Cholula deriva del náhuatl Cholollan: «agua que cae en el lugar de huida». Es de uno de los asentamientos más antiguos de México y ha sido habitado, de manera ininterrumpida, desde el siglo V antes de Cristo hasta la actualidad. Se le considera la ciudad viva más antigua de América.

Se divide en dos ciudades, San Pedro y San Andrés se construyó sobre una ciudad preshipánica, un gran centro ceremonial con siglos de tradición.

Puedes encontrar santuarios prehispánicos, arcos mudéjares, cúpulas barrocas, conventos-fortaleza y la inagotable creatividad indígena conviven en la explosión espiritual y artística de Cholula.

Murales en la pirámide, frescos de jaguares en el atrio del convento, mil almas ascendiendo al cielo bajo la mirada benigna de María. El artista indígena, el tlacuilo, continuó deslumbrando con su obra durante siglos.