Escápate a una aventura fascinante acompañado del hermoso paisaje del pueblo de Tlatlauquitepec y sus alrededores.

Entra por el camino de terracería y siente que te sumerges en lo remoto de la historia del planeta. Te darán la bienvenida sus inmensas paredes verticales y sus numerosas cuevas y acantilados, además del gigantesco monolito de piedra caliza.

Disfruta la eterna neblina y los tupidos bosques. Admira los hermosos tonos de las piedras que recuerdan los naranjas y rojizos del amanecer y el atardecer.

Entrar a la cueva de Olinteutli, situada a la entrada de la ladera, donde se encontraron vestigios prehispánicos toltecas como vasijas, lanzas y collares. Disfruta la belleza de las estalactitas y estalagmitas formadas por filtraciones de agua. Escucha las leyendas prehispánicas de personas que quisieron adentrarse a esta cueva.