Platillo exquisito de la gastronomía poblana, es uno de los más típicos del estado de Puebla inicia con su temporada este 15 de julio, y como cada año cocineros se preparan para adquirir ingredientes 100 porciento poblanos para que este platillo de origen barroco conserve si sabor original.

No se trata de una simple receta, esta misma tiene su propia historia. Su origen es desde Agosto de 1821, El Ejercito Trigarante, liderado por Agustín de Iturbide, va rumbo a la Ciudad de México tras haber firmado los Tratados de Córdoba.En su paso por Puebla, el 28 de Agosto, las monjas agustinas del convento de Santa Mónica con motivo de su santo San Agustín, decidieron hacer un platillo original. Y tomaron como referencia el símbolo del “Ejército Trigarante”, que era una bandera de colores blanco, verde y rojo, los cuales representaban las tres garantías: religión, unión e independencia.

Chile-en-Nogada-2

Desde ese día, el platillo de los chiles en nogada es considerado un platillo de temporada, que se sirve durante los meses de julio, agosto y septiembre. Y es porque el sabor que le distingue se debe a que hay un cierto secreto, los ingredientes deben ser una temporada en específico. Un ejemplo es la nogada que es una salsa que se prepara con nuez de Castilla, ingrediente que se cosecha durante estos meses.

Y aunque la nuez puede ser guardada y ser utilizada en cualquier época del año, es importante que se utilice nuez fresca para que el sabor de la nogada resalte. Al igual que la granada, fruto que da lugar al color rojo, es un ingrediente fundamental para su sabor y simbolismo.

Este platillo típico es posible encontrarlo en diversos restaurantes de la capital del Estado, que en su mayoría se encuentran en la colonia centro. Y sus precios pueden varias de entre $100 a $300 dependiendo del restaurante, y no es para menos ya que dicho platillo puede contener más de 25 ingredientes. Hay quienes los hacen más dulces, otras más salados, e incluso algunas son neutros. Existen nogadas finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. Están las que incluyen queso de cabra o panela depende del gusto y la tradición de cada cocinero.