El Ecoparque Metropolitano es una propuesta de recreación ecológica y turística gigante y además, junto con el Parque Amalucan, son los dos únicos ecoparques poblanos que reciben con gusto a las mascotas.

Adentrarse en el Ecoparque Metropolitano es dejarse llevar por sus senderos y paisajes cambiantes. El recorrido es ideal para transitarlo en bicicleta aprovechando las bajadas y subidas del terreno y hacer más dinámico el paseo. También se disfrutan las caminatas aunque las distancias se viven de otra manera. La amplitud de los senderos y espacios es tal que se puede disfrutar plenamente de la naturaleza, el silencio y las instalaciones sin sentirse incómodo por la cercanía de los demás visitantes.

  

  

Algo que distingue al Ecoparque de los demás espacios verdes de la capital poblana es que permite el acceso a las mascotas. Los peludos pueden compartir con su familia los momentos de recreación en la naturaleza. Frecuentemente se realizan «Caninatas» y campañas de adopción y concientización.