Mil colores en movimiento. Flores, manantiales y danzas ancestrales bajo el volcán.

Resguardada por el volcán Popocatépetl, Atlixco “La ciudad de las flores” presume el mejor clima del mundo.

Visitar este Pueblo Mágico es simplemente un aventura aromática y multicolor. Esta localidad es sede del extraordinario festival multicultural de música y danza Huey Atlixcayotl, así como del Ex Convento del Carmen, la Iglesia de la Merced que data de 1680, la capilla de la Tercera Orden con su magnífico retablo y un sinfín de monumentos llenos de historia.

Gracias a los manantiales de aguas medicinales que provienen del volcán y el extraordinario clima, Atlixco hoy en día es perfecto para tomar el sol y pasar en familia un momento de relajación entre los balnearios y las vistas del volcán.

COLINDANCIAS
El municipio colinda al norte con el municipio de Tanguismanalco, al noreste con los municipios de Santa Isabel Cholula y Ocoyucan, al suroeste con el municipio de Atzitzihuacan, al sur con los municipios de Huaquechula y Tepeojuma, sureste con el municipios de San Diego la Meza Tochimiltzingo, al este con la Ciudad de Puebla, y al oeste con el municipio de Tochimilco.

Visita los viveros y las granjas piscícolas de Atlixco

La tierra fértil de las faldas del volcán Popocatépetl y el suave clima de Atlixco han convertido esta región en una de las principales productoras de plantas del país. 

Déjate guiar por tus sentidos y conoce la gran cantidad de viveros que hay en la ciudad. Visita la zona de la Colonia Cabrera y recorre las parcelas. Enamórate de los olores de las flores y los verdes vibrantes. En verano y otoño se realizan grandes eventos de exposición y venta de plantas y flores.

A medio día lánzate a una de las múltiples granjas piscícolas como San Baltazar Atlimeyaya y Xoulin, una de las más importantes. Pesca una trucha dorada mientras sigues disfrutando de las flores. Pide a tus anfitriones que te cocinen la pesca del día como más te guste: almendrada, al vapor o a los tres quesos.

Disfruta de la música, cómodo y en buena compañía, mientras te deleitas con este delicioso manjar.