Si buscas el verbo “viverear” en cualquier diccionario, lo más seguro es que no encuentras nada; en cambio, si alguna vez has ido a buscar plantas a Atlixco un domingo, sabes exactamente a lo que nos referimos.

A tan solo media hora de Puebla puedes encontrar la ciudad del verano eterno; con un clima envidiable – perfecto para la jardinería – restaurantes y miles de opciones para relajarse, Atlixco se ha vuelto el plan perfecto para un fin de semana, sobre todo si necesitas un poco de verde en tu casa o en tu oficina. Con una gran cantidad de viveros por todos lados, a veces uno no sabe ni por cual parte del jagüey comenzar la búsqueda de la planta perfecta. Todos hemos estado en ese dilema, y es por eso que te ayudamos con estas recomendaciones:

Orquidáceas Atlix

En un pequeño patio lleno de plantas es en donde puedes encontrar este lugar, pero no te dejes engañar por el tamaño de este pequeño vivero, tienen gran, pero gran variedad de plantas; empezando por los árboles frutales (desde higos hasta carambolas y chiles) que te dan la bienvenida. Su especialidad son las orquídeas, hasta algunas bastante raras.

¿Nuestra recomendación? Los barbascos, plantas medicinales -parecidas al caparazón de una tortuga- utilizadas desde tiempos antiguos en México, de todos los tamaños y precios: desde $25.00, hasta más de $1000.00 MX.


Florida

Las plantas se ven bien en la sala, en los cuartos, incluso en la cocina, pero también a través de las ventanas. En Florida podrás encontrar plantas de todos los tamaños, aunque su fuerte son los paisajes; plantas grandes, palmeras y árboles. Los arreglos de gran tamaño también son una de sus especialidades. ¿Por qué ir? Es todo un placer caminar entre sus arreglos y árboles; un espacio fresco, armonioso, lleno de verde y tranquilidad.


Arboledas

Hace tiempo había un enorme vivero llamado Viveros Cabrera, tras algunas circunstancias, este súper vivero se dividió en dos. Uno de ellos es Arboledas, todo un sueño para los amantes de las flores. Destacan como productores de violetas imperiales, de hecho, aquí puedes encontrarlas siempre al mismo precio, pase lo que pase. Un must de este vivero es su buena variedad de plantas carnívoras; incluso puedes comprar, o si eres un curioso como yo, simplemente ver el increíble terrario que tienen a la venta, lleno de lirios carnivoros, droeseras y venus atrapamoscas.

Xalpatlaco

Éste es el otro vivero que se formó gracias a la separación de los viveros Cabrera. En Xalpatlaco el orden y la estética son su carta fuerte, y tomar una planta para comprarla es literalmente tomar una flor de su jardín, ya que buscan tener todo perfecto y siempre a la mano. En la entrada, un pequeño mercado con artesanías, helados y artículos para la jardinería te reciben. Plantas pequeñas, grandes y medianas. Desde suculentas y vergonzosas (unas curiosas plantas que se inhiben cuando las tocan), hasta una variedad de bugambilias, destacando la bugambilia sangre de toro (nombre que gana gracias a su fuerte color rojo).


Zócalo de Atlixco

Todos los domingos, de 7 a 7, las personas llegan al centro para convertirlo en un vivero gigante. Aunque en este lugar destacan las especias (perejil, albaca, cilantro, etc.), aquí puedes hallar desde flores, árboles, cactus y plantas más comunes hasta algunas menos fáciles de encontrar. Ya es toda una tradición, una de más de 40 años. Hacia dónde voltees hay plantas, colores y aromas. El clásico kiosco, los jardines del centro, los portales, todo se une para que una compra se vuelva una experiencia.

Esperamos que estas recomendaciones te sirvan para cuando decidas aventurarte por Atlixco un fin de semana -un respiro de la ciudad siempre es necesario-. Aprovecha el día entero y haz un recorrido, compra un coctel de frutas, disfrutar un elote asado, ve a comer al mercado, luego por un helado, camina por las hileras e hileras de flores, árboles y plantas.