Zacatlán de las Manzanas, uno de los nueve Pueblos Mágicos de Puebla, posee atractivos turísticos que reflejan sus tradiciones y raíces, entre los que destacan el Museo del Vino, el Vitro Mural y la fábrica de relojes Centenario. En el primer caso, fundada en 1920, La Primavera es la primera fábrica de licores asentada en Zacatlán y destaca porque conserva los muebles originales desde su apertura.

Actualmente, es el negocio más antiguo en este Pueblo Mágico, cuyo iniciador fue Ernesto Martínez. En este espacio se producen todos los vinos y licores tradicionales de la región, añejados en barricas de roble blanco y a la par alberga al Museo del Vino, en el cual se puede aprender sobre los procesos de fabricación y producción de esta bebida.

Flor de María Juárez Ayala, guía del recinto, informó que en exhibición se encuentra la maquinaria para producir estos productos de manera artesanal:  “Es fábrica y museo hoy en día. (Están) Las barricas y la maquinaria. Hasta la fecha todo se sigue utilizando como tal”. Detalló que los visitantes pueden observar las herramientas con las que se extraía el jugo de las frutas antes de la llegada de la prensa hidráulica.

También están expuestas las barricas cuyas edades oscilan entre los 80 y 100 años. Se importaron de Italia y España y tienen capacidad para 300 y 400 litros. Respecto a su historia, contó que la fábrica “la inició el señor Ernesto Martínez. Él puso la fábrica en este lugar y después la siguió su sobrino, Germán Morales, y hoy en día la sigue su hijo, quien se llama igual: Germán Morales”. La guía aseguró que esta fábrica es la creadora del licor “14 Tortillas”, bebida hecha a base de 14 hierbas, mismas que omitió citar pues los ingredientes son un secreto. Su inventor fue Ernesto Martínez. “Lo único que puedo decir es que está hecho de 14 diferentes hierbas.

Se dice que si te llevas una botella, te llevas un pedacito de Zacatlán”. Respecto al nombre del digestivo, narró que se dio luego de que su creador lo compartió con sus amigos y uno de ellos, tras paladearlo, le aseguró: “Después de tomarlo, podría comerme 14 tortillas”, lo que le inspiró para ponerle tal nombre.