Es un hermoso espacio que vale la pena conocer, cuenta con varias albercas y un cristalino manantial rodeado de enormes árboles.

El balneario “Los Ahuehuetes” en uno de los atractivos turísticos más importantes de la zona sur del estado, es un manantial cristalino que se encuentra rodeado de gigantes árboles, ubicado en San Miguel Ayotla, entre los municipios de Tepeojuma y San Felipe Xochiltepec, a tan solo una hora de la capital Poblana, cerca de Izúcar de Matamoros.

El prodigioso lugar cuenta con varias albercas para niños y adultos, que se preservan gracias al nacimiento de los Ahuehuetes; de estos árboles deriva su clásico nombre. Además de lo anterior, aún se conserva el manantial de aguas cristalinas con una profundidad de cinco metros aproximadamente, por lo que es recomendable que sea utilizado por personas que practiquen la natación.

En tiempo de clima caluroso, además de nadar, el lugar es utilizado también para explorar y apreciar la naturaleza, gracias a un grupo de familias de Tepeojuma que ponen en renta cuatrimotos, incluyendo guías para visitar la zona, ingresando por el municipio de Tepeojuma, ideal para dichas unidades, toda vez que el camino es de terracería.

Se han ejecutado rodadas ciclistas de otros estados, también se puede acampar, comer alrededor y asar carne, con la autorización de los encargados del lugar, con el objetivo de pasar un rato agradable ya sea con los amigos o familia, incluso el lugar se presta para tomar fotografías de cualquier evento social, como bodas o quince años.

Y es que estos grandes árboles con más de 100 años de antigüedad cada uno, siguen sorprendiendo a los foráneos, pues existen muy pocos de estos en el estado, por lo que cuidar, alimentar, hablar, abrazar y animar por los pobladores, ha ayudado de mucho a preservar su existencia.

“A los árboles también se les habla bonito, se les abraza, se les cuida, que sus ramas no estén colgando, es importante, esto nos ha ayudado a que los Ahuehuetes sigan recibiendo a familias de otros municipios, estados o incluso países que llegan hasta este lugar”, informó el encargado.

Cabe mencionar que, por más de un año, este balneario cerró sus puertas por el tema de la pandemia de Covid-19, sin embargo, desde el regreso a la nueva normalidad decretada por el mandatario del estado Miguel Barbosa, el lugar empezó a recibir gente con el 50 por ciento de su capacidad.

Para visitar el lugar, puedes tomar la carretera federal número 190 con destinado a Izúcar de Matamoros, después del municipio de Atlixco se ubica Tepeojuma, conocido por la venta de productos derivados del maíz; justo en su salida y sobre la vialidad aún se conserva el letrero que explica cómo llegar a tu destino, que se encuentra a tan solo 20 kilómetros de terracería.