El gobernador de Puebla reveló que Pemex ya se encuentra dando seguimiento a la exposición de motivos de los trabajadores inconformes

El desabasto de gasolina ocasionado por el paro de labores de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes demandan mayores medidas de seguridad en su centro de trabajo, no simboliza “focos rojos” para el suministro de combustible en la entidad, consideró el gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

En rueda de prensa desde el Hospital General del Sur, el mandatario estatal aclaró este miércoles que su administración lleva seguimiento sobre la manifestación y paralización de labores que iniciaron ayer trabajadores del organismo a cargo del petróleo de la nación.

Del mismo modo, reveló que Pemex ya se encuentra dando seguimiento a la exposición de motivos que dieron ayer empleados inconformes.

“No tenemos todavía ningún tipo de foco rojo con el tema de desabasto de gasolina. Pemex está ya muy atento a este tema y estaremos dándole seguimiento muy puntual a ello, pero, por el momento, no hay un problema de desabasto. Estaremos hoy pidiendo informes para saber cuál es el curso que sigue”, señaló Céspedes Peregrina.

Cabe recordar que la manifestación empezó desde el pasado lunes 23 de enero, cuando un grupo de trabajadores se instaló sobre las inmediaciones de la terminal de Pemex en la capital del estado, la cual está ubicada sobre el bulevar 18 de Noviembre.

El motivo principal de su inconformidad es la escasa protección que la empresa de carácter público ofrece a su personal que realiza trabajos operativos.

Esta situación alteró en un 90 por ciento la distribución de combustible ayer en la capital poblana.

Según expuso Luz María Jiménez Almazán, presidenta de Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala. Más de 500 estaciones de servicio dependen directamente del suministro que realizan 100 unidades de Pemex cada día. Desde su perspectiva, de alargarse esta situación, el desabasto podría agravarse en próximas horas.

Al momento se mantiene la protesta en el mismo inmueble. Hasta el cierre de esta edición la empresa dependiente del Estado mexicano no ha ofrecido pronunciamiento alguno.